CACERES

Datos del Pueblo

Plasencia

Pueblo

Tipo de entidad: Ciudad: Plasencia

Municipio

Plasencia / Comarca: Valle del Jerte

Provincia

Caceres

Comunidad

Extremadura

Habt. / Ine 2004

39596

 

Ayuntamiento

Dirección

PLAZA MAYOR, S/N

Código postal

10600

Teléfono

927 42 85 24

Fax

927 42 55 94 

Oficina Turismo

927 42 38 43

Web Oficial

Plasencia

Plasencia la Ruta de los mercaderes turismo cultural

Web de Interés

Plasencia portal turistico de la ciudad

E-mail municipio

oficina.turismo@aytoplasencia.es

La comarca del Valle del Jerte se encuentra enclavada al norte de la provincia de Cáceres lindando por el sur de la Sierra de Gredos.
La ciudad de Plasencia, capital del Jerte con sus 35.000 habitantes, abre nuestro viaje a través del Valle. Fundada por el rey castellano Alfonso VIII. Plasencia fue durante siglos el centro neurálgico de la región, desde cuyos palacios y catedrales tanto los nobles como los obispos dirigieron los destinos del Jerte.

Se han encontrado restos de un Castro Celta, fue durante el Imperio Romano campamento militar de las legiones romanas, posteriormente Alcázar Árabe, hasta el siglo X en que es reconquistada por los Cristianos y refundada, como Ciudad Libre, titulo otorgado por Alfonso VIII en el siglo XII. Participó en varios hechos relevantes de la historia de España, a lo largo de los siglos, Batalla de las Navas de Tolosa, rebelión de los Comuneros de Castilla, Campañas de Flandes e Italia.

El casco antiguo corresponde a la estructura radial, gira en torno a la Plaza Mayor que aglutina las más diversas actividades comerciales como el Mercado franco del Martes, concedido por su fundador; Institucional (Casas Consistorio de la ciudad y "su tierra"); social y lúdicas (donde se celebraban las alegrías de los toros, representaciones teatrales, fuegos y alardes de caballeros); y en la actualidad centro financiero.

Otra serie de espacios abiertos que completan y acentúan el núcleo proyectado por la Plaza Mayor, son los definidos por las Iglesias Parroquiales. Sirvieron estos centros secundarios, como lugar de reunión y de intercambio de los vecinos de los diferentes barrios: de San Nicolás, San Pedro, Salvador, San Martín, de la Magdalena...

Las calles llevan el nombre de las puertas principales de la ciudad a las que desembocan, siendo frecuente a su vez que estas tomen el nombre de la ciudad a la que se orientan: calle y puerta de Trujillo, de Talavera, de Coria. Otras veces, la denominación está relacionada con agentes físicos: calle y Puerta del Sol, calle de Las Peñas, calle Arenillas. Según actividades gremiales: calle Zapatería, de las Lecheras, Caldereros, de los Quesos, de Podadores. También quedan expresados los antiguos barrios de las minorías religiosas, caso de la aljama judía: calle de Xelitón (hoy de Vidrieras); o de la morería; calle de las Morenas.

En el Fuero de Plasencia se manifiestan de forma expresa los dos poderes que deben gobernar en la ciudad y su concejo: por una parte el corregidor como representante del Monarca y los regidores; y por otra el Cabildo catedralicio como cabezas máximas de la Diócesis placentina. Ambos grupos sociales dejarán su impronta en los edificios urbanos.

En su entramado urbano existen dos Catedrales: la Catedral o Iglesia de Santa María que presenta la originalidad de ofrecernos dos edificios solapados arquitectónicamente y diferenciados en el tiempo y en el estilo. La Catedral Vieja que se comienza a finales del siglo XIII, pero cabe citarse como ejemplar del siglo XIV con reminiscencias cistercienses y formas protogóticas. De especial interés la Sala Capitular que ofrece la disposición de bóveda poiterina. La Catedral Nueva comenzada en el año 1498 y continuada a lo largo del siglo XVI dentro del estilo renacentista. Participan en su construcción de forma más o menos directa los principales arquitectos del citado siglo: Enrique Egas, Juan de Álava, Francisco de Colonia, Covarrubias, Diego de Siloe y Rodrigo Gil de Hontañón. También lo hacen de forma muy activa toda una pléyade de canteros vecinos de la ciudad, destacando la familia de los González. Resultan objeto de especial interés, dentro del nuevo edificio catedralicio, el Coro que sigue la línea de las sillerias de coro españolas del siglo XV, donde se muestran los sitiales de los Reyes Católicos y la Cátedra del Obispo que son obra del tallista Rodrigo Alemán. El Retablo Mayor tallado por el imaginero Gregorio Fernández y su escuela vallisoletana. Otros edificios religiosos: Convento de San Vicente de Padres Dominicos (finales del siglo XV); Colegio de la Compañía de Jesús (mediados del siglo XVI), antigua Casa de la Salud; Capilla del Convento de las Claras (finales del siglo XV); las Parroquias ya citadas que dan nombre a los barrios; así como las iglesias extramuros de San Lázaro, San Juan, Cristo de las Batallas y Santuario de la Virgen del Puerto.

Las edificaciones civiles vienen representadas por el Palacio de los Marqueses de Mirabel, casa mayorazgo de los Zuñiga que a lo largo del siglo XV poseen el título de Condes de Plasencia, siéndoles negado a raíz de la confrontación de Isabel de Castilla y Juana la Beltraneja. El Palacio gira en torno a un patio central de modelo italianizante, mereciendo especial atención el juego de escalera y la armonía de los elementos arquitectónicos. Interesante el Salón de Carlos V, con busto del Emperador atribuido a Pompeo Leoni, y el Pensil que contiene una serie de restos arqueológicos coleccionados por el Señor de Mirabel durante el siglo XVI.

Otros monumentos civiles de relevancia:

Palacio de los Monroy (o de las 2 torres), remozada en estilo neogótico. Es el palacio más antiguo de todos los que hay en Plasencia. Una de las dos torres fue derribada como consecuencia del terremoto de Lisboa en 1755. Su fachada es románica, del siglo XIII. Aquí nació doña María Rodríguez de Monroy, conocida como doña María la Brava, quien en 1465 vengó en Salamanca (donde vivía y donde se conserva su casa) la muerte de sus hijos persiguiendo y haciendo decapitar a sus asesinos.
Casa de las Infantas y del Obispo Girón (siglo XVI) con disposición de sillares almohadillados;
Casa del Doctor Trujillo (siglo XV),
Casa del Deán o del Marqués de Santa Cruz y
Casa de los Grijalva.
No deben olvidarse los restos de algunos Hospitales que hoy en su mayoría están fuera de uso, pero que tuvieron una destacada importancia en el desarrollo de la actividad sanitaria de la ciudad y su concejo: Hospital de doña Gracia (hoy Hospital Provincial); de la Cruz; y de la Merced. También es importante su judería, aun hoy cerca de Plasencia hay una ciudad, Hervás, que mantiene un impresionante barrio judío.

Personajes ilustres nacidos en esta ciudad, son por ejemplo Doña Inés Suárez, heroína nacional Chilena, amante de Pedro de Valdivia conquistador de Chile. Entre 1529 y 1531 residió en Plasencia el compositor Cristóbal de Morales, que desempeñó allí el cargo de maestro de capilla.

Se sigue celebrando aún hoy un mercado medieval los martes de cada semana, donde se ponen a la venta los productos agropecuarios de su comarca y valles, El primer martes de agosto de cada año se celebra el Martes Mayor, donde se intenta recrear el espíritu medieval de dicho mercado. Otras fiestas de interés, son la primera semana de Junio, Las Ferias, donde se puede disfrutar de tardes de Toros, de conciertos, de cañas y tapeos y salidas nocturnas por bares y casetas. Merece especial mención el domingo siguiente al domingo de Ramos en que se celebra la Romería al Santuario de la Virgen del Puerto, patrona de la ciudad.

La economía se basa en el comercio y el sector servicios, y en una desarrollada industria agrícola. Enclavada en una hermosa zona natural y con un interesante patrimonio histórico-artístico, empieza a despuntar como destino turístico. Posee una buena infraestructura hotelera, destacando por su categoría y belleza el Parador Nacional, también y por categoría citaremos el Hotel Alfonso VIII ambos enclavados en el centro de la ciudad.

Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua